Página principal Consejos Lo realmente importante de una rutina de belleza

Lo realmente importante de una rutina de belleza

por Dra. Lorea Bagazgoitia
rutina belleza

Estamos rodeados de información: las redes, las revistas de moda, de estética, la publicidad… Continuamente nos llueven novedades sobre tal crema o cual sérum milagroso que nos dejará la piel como el culito de un bebé.

Yo parto del punto de que los milagros no existen y muy probablemente ninguna de esas promesas sea tan real como se anuncia. Sin embargo, es natural desear una piel sana y  bonita.

Tal vez disfrutes con una larga rutina de belleza utilizando diferentes productos de perfumería, o de parafarmacia.  Puede que seas todo lo contrario, feliz con obtener los mejores resultados invirtiendo el mínimo tiempo en rituales.

Tengas un carácter u otro, creo que todos somos potenciales presas del marketing más frívolo y te mereces saber qué cosas son las realmente importantes en cuanto al cuidado de la piel.

¿Cómo seleccionar qué parte de la rutina diaria es prescindible y cuál no?  Si quieres mejorar tus manchas, arrugas o granitos, ¿cómo saber en qué tipo de productos confiar? ¿qué componentes son los que realmente pueden aportarte algo?

En base a lo que hasta ahora sabemos gracias a estudios científicos hay pocas cosas que realmente vayan a impactar de forma evidente en tu piel; pero haberlas, haylas.  Recuerda que todo irá mejor si los aplicas sobre una piel lavada con productos específicos para la piel. Lava tu rostro por la mañana y la noche. Evita los jabones naturales, pues destruyen el manto lipídico de la piel que ayuda a que permanezca hidratada.

Ten en cuenta que el número de productos que utilices no siempre va a ser directamente proporcional al beneficio que te aporten.

Aquí tienes unas claves donde resumo lo que ha demostrado ser efectivo en la prevención del envejecimiento de la piel y la mejora en la calidad de la misma:

1.PROTECCIÓN SOLAR

Esta recomendación te la coloco en primer lugar porque, si tu objetivo es cuidar tu piel,  la fotoprotección es innegociable. No solo el cáncer de piel, sino también las manchas y las arrugas son causadas en gran medida  por el sol que vamos recibiendo a lo largo de la vida. El sol del día a día: no solo el sol de agosto en la playa, sino también el que te da al ir a comprar el pan, el que recibes al salir del trabajo, cuando haces una excursión, sea en invierno o en verano. Como poco, dos terceras partes del envejecimiento de la piel es fruto del sol, no solo del paso de los años. Tenlo claro.

Por esto, aunque a continuación te hable de componentes muy interesantes, NINGUNO tendrá sentido si de entrada no utilizas fotoprotección.

2. RETINOIDES

Los retinoides son moléculas derivadas de la vitamina A con una evidencia científica sólida que demuestra que son capaces de revertir en cierto modo los cambios causados por el envejecimiento en la piel; especialmente aquel causado por el sol.  Por esto hace algún tiempo escribí el artículo: “Ácido retinoico: el antiarrugas que funciona“, porque así lo creo.

Son muy útiles también para el tratamiento del acné. De hecho, la famosa isotretinoína, llamado tradicionalmente Roacután®, es de esta familia de medicamentos.

Podemos echar mano de los retinoides para mejorar la calidad, las arrugas finas, la elasticidad y la textura de la piel, ya que tienen los siguientes efectos:

  1. Aceleran la regeneración de la capa más superficial de la piel: inicialmente se puede ver cómo se descama a consecuencia de esto. De hecho los inicios de los tratamientos cosméticos con retinoides pueden no ser del todo agradables por este efecto irritativo. Sin embargo, merece la pena: poco a poco hacen que la piel se afine y gane luminosidad. Además, esto ayuda a que se atenúen las manchas.
  2. Promueve la formación de colágeno en la dermis.
  • ÁCIDO RETINOICO:

Los estudios científicos en su mayoría se han realizado con ácido retinoico que es el compuesto químico que entra en las células de la piel y produce este efecto. Este debe dispensarse mediante receta médica.

  • OTROS RETINOIDES:

Muchos productos cosméticos contienen otras moléculas derivadas que seguro que te suenan como el retinaldehído o el retinol. Estas, cuando llegan a las células se convierten en ácido retinoico y ejercen su efecto.  Pueden adquirirse sin receta médica y son menos irritantes que el retinoico puro; lo cual es una gran ventaja.

Sin embargo, según los expertos en química y formulación, la parte difícil es conseguir que penetren adecuadamente y alcancen su objetivo para transformarse en ácido retinoico de forma efectiva.  Por eso, puede ocurrir que un producto cosmético contenga retinol o retinaldehído pero no lleguen a su destino de la forma adecuada. Esto debe tenerse en cuenta a la hora de elegir un cosmético.

Lee más sobre los retinoides aquí

3.HIDROXIÁCIDOS

Estas moléculas (ácido glícólico, láctico, mandélico, cítrico, láctico) rompen la unión en la capa córnea de la piel, induciendo un efecto “peeling”.

Provocan una piel más tersa y limpia y la estimulación que provocan en la epidermis parece que puede ayudar a estimular el colágeno de la dermis.

4. VITAMINA C

La vitamina C es una molécula de lo más versátil. Es principalmente antioxidante. Esto podría ayudar a combatir los daños externos originados por el sol, la contaminación u otras agresiones a la piel.

Además, se ha visto que tiene cierto efecto en la regulación del a pigmentación de la piel, por lo que puede servir de “respaldo” a tratamientos despigmentantes. También está implicada en la síntesis de colágeno en la dermis, con lo que teoricamente ayudaría a evitar las arrugas.

No obstante, en personas con una dieta sana y equilibrada no está del todo claro si el aporte extra de vitamina C realmente tiene repercusión en el funcionamiento de la piel o no. Además, formular la vitamina C para que penetre la piel de una forma adecuada, según indican los expertos, no debe de ser nada fácil. Por esto, el hecho de que una crema contenga vitamina C no siempre te garantiza que llegue a donde debe de forma adecuada.

Lee más sobre la vitamina C aquí

En conclusión…

Si quieres una rutina antienvejecimiento y que tu piel se vea más lisa y luminosa:

1º Lávate la cara.

2º Usa fotoprotector a diario.

3º Añade un retinoide por la noche.

4º Cuando toleres el retinoide puedes añadir algún hidroxiácido o vitamina C por la mañana para reforzar los efectos de los anteriores.

Todos ellos pueden ir combinados con produtos hidratantes al gusto, ampollas, exfoliantes o mascarillas, por supuesto :)

Pero, tras la teoría, la práctica: ¿qué productos en concreto son recomendables? ¿cómo identificarlos?

No me gusta hablar de marcas comerciales en el blog. Prefiero darte una información objetiva basada en principios activos y los estudios que hay sobre ellos.

No obstante si te apetece que te sugiera una rutina específica para tu tipo de piel, puedo asesorarte de forma personalizada a través del sistema de CONSULTA ONLINE. Prúebalo, es un sistema: 

  • cómodo, sencillo
  • disponible a cualquier hora desde donde tú prefieras
  • seguro: podrás enviarme fotos y otros archivos de forma segura (ver política de privacidad)
  • Solo necesitas tu móvil o un ordenador :).

Más información sobre la consulta online

Opiniones de pacientes

¿Y si además te preocupan las manchas, el acné o la rosácea?

A continuación te dejo unos enlaces donde encontrarás artículos que he escrito sobre este tema y pienso que te pueden ayudar:

Ante la duda, te recomiendo que consultes con un dermatólogo.

También te puede interesar

2 Comentarios

Sandra 18 julio, 2019 - 14:00

Hola, dortora. Tenía dos dudas:
¿A partir de qué edad es necesario usar retinoides?
Si uso una crema en cuya composición hay ácido cítrico , ¿es suficiente?
Gracias

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 20 julio, 2019 - 12:16

No hay una edad para comenzar con retinoides.
El ácido cítrico es jn AHA. Si es suficiente depende de tu caso y tus expectativas. Un saludo,
L

Responder

Deja un comentario