Vitamina C en la piel: ¿para qué sirve?

por Dra. Lorea Bagazgoitia

¿Dónde está la vitamina C?

La vitamina C, al igual que  las demás vitaminas a excepción de la vitamina D, no la produce nuestro cuerpo, por lo que debemos sí o sí tomarla con los alimentos.

Sabrás que los alimentos ricos en vitamina C son de origen vegetal, como las frutas cítricas, bayas, tomates,  los vegetales verdes (brócoli, perejil, coles de Bruselas…). En la actualidad y en nuestro entorno es raro que alguien presente síntomas de carencia de vitamina C, sin embargo, años atrás, especialmente los navegantes que cruzaban los mares durante meses (sin reservas de frutas ni verduras) sufrían escorbuto por este motivo.

¿Para qué sirve la vitamina C en nuestra piel?

LA VITAMINA C CONTRIBUYE A FORMAR COLÁGENO

El colágeno es una proteína que da sustento a nuestra piel. Digamos que es la estructura sobre la que se sostienen elementos como la epidermis o los vasos sanguíneos. Sin vitamina C, los fibroblastos no pueden formar colágeno nuevo para mantener los “cimientos” de la piel.

LA VITAMINA C ES ANTIOXIDANTE

Trabajando junto con la vitamina E, la vitamina C evita o reduce la oxidación de diferentes moléculas en nuestro cuerpo. Los fenómenos oxidativos en nuestra piel son consecuencia de la exposición al sol, la contaminación o el tabaco.

LA VITAMINA C FRENA LA PIGMENTACIÓN DE LA PIEL

Los melanocitos son las células de la piel que producen su pigmento, que como sabes, se llama melanina.  La vitamina C es capaz de interactuar con los melanocitos haciendo que produzcan menos melanina.

¿Qué efectos cosméticos tiene la vitamina C?

PREVIENE EL FOTOENVEJECIMIENTO

El envejecimiento de la piel está causado en gran medida por el sol. Se sabe que tanto los UVA, como los IR producen daño oxidativo en la dermis, lo que hace que esta poco a poco vaya perdiendo calidad (porque se daña el colágeno y la elastina). La vitamina C es una especie de antídoto para esta oxidación. Se piensa que de este modo (junto con otras muchas moléculas antioxidantes de las que dispone nuestra piel) neutraliza los radicales libres formados por efecto del sol, contribuyendo a mantener la piel con un aspecto más saludable. Este efecto antioxidante se ha relacionado con un aspecto más radiante y luminoso en algunos estudios

MEJORA LAS MANCHAS

Las manchas en la piel son un efecto indirecto del fotoenvejecimiento. Los melanocitos producen más pigmento y este se acumula en nuestra piel en forma de manchas o pigmentación irregular, lo cual puede resultar antiestético.

Como te he comentado se ha visto tanto in vitro como in vivo que la vitamina C reduce esta formación de melanina. Así, a menos pigmento en la piel, menos manchas habrá. Aunque su efecto sea menos potente que otros compuestos despigmentantes, verás que muchos productos estéticos y de parafarmacia para las manchas incluyen vitamina C.

REDUCE LAS ARRUGAS

En otro post te hablé sobre el envejecimiento de la piel. Una de sus características fundamentales, ya sea por efecto del sol o por el paso de lo años, es que el sustento de la piel se debilita, es decir, se pierden fibras de colágeno y las fibras elásticas se dañan. La menor consistencia de la dermis, por defecto del colágeno y una menor elasticidad es lo que hace que nos aparezcan las arrugas.

Si bien tiene sentido que así sea, no está del todo demostrado que la vitamina C sea capaz de reducir las arrugas

Como la vitamina C interviene en la formación del colágeno en la dermis, se piensa que suplementarla podría ayudar a atenuar las arrugas por aumento de colágeno.  En cualquier caso, los estudios científicos que hay hasta el momento no son del todo concluyentes, pues no existen métodos del todo precisos para medir las arrugas. Además esto no podría ser más que una simple hipótesis, pues las personas sanas con una dieta equilibrada tienen ya sus niveles máximos de vitamina C en la piel y no sirva de nada tomar suplementos o aplicarse cremas que la contengan.

¿Cómo llega la vitamina C a nuestra piel?

La forma más saludable y sensata de obtener vitamina C es mediante la alimentación. Si incluimos vegetales y frutas en nuestra dieta es natural que no tengamos carencia de esta vitamina.

No obstante existen comercializados cremas y complementos vitamínicos.  La penetración de la vitamina C en la piel a través de cremas no es fácil, ya que es hidrosoluble y  la capa más superficial de la piel (manto lipídico) la repele. Esto ha supuesto un reto para los laboratorios que formulan cremas con vitamina C; no basta con que una crema contenga vitamina C, esta debe estar formulada de tal manera que atraviese las capas superficiales de la piel para que pueda realizar su función.

La vía óptima para que la vitamina C llegue a la piel es “desde dentro”

Un estudio científico mostró que si el estado de salud es óptimo, la piel no absorbe más vitamina C, por mucha crema que apliquemos sobre ella. Así, se sabe que si los niveles en plasma de vitamina C son adecuados, no sirve de mucho aplicar cremas con esta vitamina, pues parece que esta no se absorberá. Por tanto resulta más interesante tener unos niveles plasmáticos de vitamina C adecuados que serán los que faciliten que la vitamina llegue a la piel. Para esto podemos valernos por un lado de complementos vitamínicos, que habitualmente incluyen vitamina C asociada a otros antioxidantes. Por otro lado,  sencillamente de la alimentación: siguiendo una dieta equilibrada, con abundantes frutas y verduras; lo cual es, a toda luz, lo más razonable.

En resumen…

La vitamina C es necesaria para tu piel. Las funciones que cumple pueden ser interesantes desde un punto de vista estético ya que puede igualar el tono de la piel, dar luminosidad y prevenir el fotoenvejecimiento. La vitamina C está presente en mucho complejos vitamínicos destinados a protección solar y mejora de la piel. No obstante, estos no deben sustituir a una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras. Se desconoce con precisión si, en personas con niveles adecuados de vitamina C, el aporte extra por vía tópica supone beneficio alguno.

En este artículo también te he hablado de:

También te puede interesar

6 Comentarios

Vanesa 9 febrero, 2020 - 21:27

Vaya… Entonces estoy tirando el dinero poniéndome vitamina c en la cara porque ya como bastante alimentos que la contienen?? En serio que mi piel no absorbe esta crema?? Madre mía, estoy flipando!

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 21 febrero, 2020 - 10:38

Es un tema controvertido….;)

Responder
andrea 29 julio, 2020 - 01:51

hola doctora como se aplica la vitamina c para las zonas oscuras de axilas, entrepierna y gluteos

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 3 agosto, 2020 - 11:40

Hola Andrea.
En ese caso, la vitamina C no tiene demasiasda utilidad.
Un saludo,
L.

Responder
Gemma 30 marzo, 2021 - 14:40

Hola, ¿Son perjudiciales los sueros de vitamina C para el vitiligo?

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 4 abril, 2021 - 00:59

No :)

Responder

Deja un comentario