Ácido tranexámico para el melasma

por Dra. Lorea Bagazgoitia
melasma tranexamico

El melasma son machas marronáceas, a modo de sombre que aparecen típicamente en el rostro de las mujeres. Suelen asociarse al uso de anticonceptivos o a algún embarazo previo pero también lo vemos frecuentemente en chicas con ninguna de estas causas.

El melasma es difícil de tratar pero en los últimos años contamos con una nueva arma que nos puede ayudar en este sentido: el ácido tranexámico.

¿Qué es el acido tranexámico?

El ácido tranexámico es un medicamento antifibrinolítico. Se une de forma reversible a una molécula llamada plasminógeno; evitando así que se convierta en plasmina lo que lleva a una reducción del sangrado. Por otro lado intefiere en la formación de nuevos vasos sanguíneos en los tejidos.

Típicamente ha sido usado siempre por cirujanos con el fin de prevenir hemorragias en sus intervenciones. También puede utilizarse con el fin de reducir el sangrado menstrual en mujeres. Se considera un medicamento seguro.

¿Por qué se usa en el melasma?

La plasmina (a través de la unión a las células de la epidermis y la inducción de la liberación de unas molécula llamada prostaglandina E2 por estas), cuando recibe radiación UV tiene la capacidad de activar el enzima tirosinasa, que produce la melanina (pigmento de la piel).

El bloqueo en la formación de plasmina que causa el ácido tranexámico hace que la pigmentación de la piel se reduzca debido a una menor activación de la tirosinasa.

Además, en algunos casos de melasma el componente vascular es importante. De este modo la capacidad del ácido tranexámico de reducir la formación de pequeños vasitos sanguíneos cutáneos se piensa que también ayudaría.

¿Es el ácido tranexámico efectivo para el melasma?

Hasta el momento no se han publicado ensayos clínicos controlados en toda regla (los estudios científicos de mayor rigor). Sin embargo existen amplias series en las que se muestra la efectividad del ácido tranexámico para aclarar el melasma.

El estudio más extenso lo realizaron Lee y colaboradores. En él siguieron a 591 pacientes con melasma que tomaban la medicación dos veces al día durante 4 meses. 87.9% de ellas mejoraron y solo a la cuarta parte les reapareció el melasma posteriormente.

¿Es un tratamiento seguro?

Sí, es seguro. Los efectos adversos reportados en los estudios son escasos y en general leves. No obstante existen algunas situaciones en que no debe administrarse en ningún caso:

  • Embarazo
  • Antecedentes personales o familiares de trombosis
  • Alteraciones de la coagulación
  • Insuficiencia renal grave
  • Alteración en la visión de los colores

Existen ciertas situaciones en que en general es mejor no tomarlo, pero puede individualizarse y valorar cada caso por separado:

  • Lactancia
  • Insuficiencia renal o hepática
  • Uso de anticonceptivos orales.

¿Cómo se usa?

El ácido tranexámico se toma dos veces al día. Está comercializado en comprimidos de 500mg (llamado Amchafibrin®). Se aconseja dividirlo en dos y tomar la mitad por la mañana y la mitad por la noche.

Si prefieres no tomar medicamentos, o tienes alguna contraindicación médica de las mencionas arriba para su uso, existe la opción de administrarlo en mesoterapia (mediante pequeños pinchacitos en la zona de la mancha). Algunos estudios muestran una efectividad equiparable a la hidroquinona (el despigmentante en crema más efectivo) sin apenas efectos adversos.

En conclusión…

El ácido tranexámico es una alternativa más que podemos añadir a lo tratamientos despigmentantes habituales que usamos en el complejo manejo del melasma.

También te puede interesar

Deja un comentario