Página principal Dermatología infantil ¿Por qué es tan importante que no se quemen los niños al sol?

¿Por qué es tan importante que no se quemen los niños al sol?

por Dra. Lorea Bagazgoitia
proteccion solar niños

Habrás oído a hasta la saciedad que tienes que proteger la piel de tus hijos,  no solo que les eches cremita sino que utilices otros medios de protección solar como gorros, camisetas UPF o sombrillas. Los pediatras y los dermatólogos siempre estamos con esta historia.

Está claro que ninguno queremos que nuestros hijos vivan esas noches de calor en los hombros que pasamos algunos de nosotros en nuestra infancia. Por descontado que el motivo principal por el que los protegemos es no pasar por el dolor que supone una quemadura solar.

Pero hay algo más. No es sencillamente eso…

¿Qué es una quemadura solar?

Se trata del daño agudo que produce la radiación ultravioleta sobre la piel. Se manifiesta como rojez, y en los casos graves como ampollas y pelado.quemadura solar

Pero sí, sencillamente algo de rojez es ya una quemadura solar. No menospreciemos ese tono rosadito de la pies tras horas de campo, piscina o playa, especialmente en los niños.

¿Qué importancia tienen las quemaduras solares?

Las quemaduras solares incrementan el riesgo de melanoma. Esto está demostrado científicamente. Por esto deberíamos evitarlas  a toda cosa.

Pero lo importante es que se ha visto que las que ocurren en la infancia tienen una relevancia especial en cuanto al riesgo de cáncer de piel, especialmente melanoma, aquel que más miedo nos da porque tiene más probabilidades de ser mortal.

Un melanoma es algo grave, especialmente si no se pilla a tiempo, y seguro que ninguno de nosotros queremos esto para nuestros hijos.

¿Cómo se sabe esto?

Por un lado, estudios en animales ha demostrado esta asociación causal. Estudios realizados en ratones, albinos y con piel oscura,  tanto con UVA como UVB a diferentes edades, y se vio que tenían mucho mayor riesgo de padecer un melanoma aquellos a los cuales  se irradió con menor edad.fotoprotección niños

Por otro lado se ha visto que en ciertas regiones soleadas de EEUU, Israel, Nueva Zelanda y Australia se vio que aquellos nacidos allí tenían más riesgo de sufrir un melanoma de adultos que las personas que llevaban exactamente el mismo estilo de vida, pero que migraron a estos países a partir de los 10-20 años. Esto se ha relacionado con el hecho de que no sufrieran quemaduras solares en sus primeros años de vida por no vivir en dichas regiones con mucho sol.

Además, el melanoma está estrechamente vinculado a la exposición solar intensa y corta en el tiempo, es decir a aquella a la que nos sometemos en vacaciones. Esto se vio en estudios epidemiológicos, tras la segunda Guerra Mundial cuando europeos del norte empezaron a pasar sus vacaciones en el sur de Europa a consecuencia de lo que se observó un aumento en la incidencia de melanoma.

Si quieres saber más…

En conclusión…

Si ya tenías claro que es importante evitar las quemaduras solares en los niños, espero que este artículo te haya ayudado a saber algo más acerca de los motivos.

También te puede interesar

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar