Página principal Consejos Cuando el sol puede ser bueno para la piel

Cuando el sol puede ser bueno para la piel

por Dra. Lorea Bagazgoitia

El título de este artículo te puede resultar llamativo, ya que contrasta con mi lema habitual sobre protección solar. Que quede claro ya desde ahora que ese lema no cambiará con lo que te explique a continuación: protejámonos del sol.  No cambiaré el lema pues el sol es el principal causante del cáncer de piel (¡demostrado!) y por tanto es de responsabilidad para todo médico, insistir en estos hábitos.

Sin embargo, existen ciertas enfermedades de la piel que pueden beneficiarse indirectamente del sol; si sufres alguna de ellas, sabrás de lo que te hablo. Pero, ¡ojo! esto no quiere decir que tumbarse a la bartola a las 12 del mediodía sin protección solar sea algo saludable.  Sencillamente existen ciertas situaciones o condiciones cutáneas en que estar en un ambiente soleado puede servir como complemente al tratamiento pautado por el médico, y siempre con protección solar.

¿Qué enfermedades se benefician del sol?

ACNÉ: 

Si tienes granitos, seguro que en verano sueles encontrarte mejor. En esta época suele reducirse el número de granitos que brotan en la piel. Eso sí, no lo cura de forma definitiva, y en otoño nuestras consultas se llenan de gente que necesita algún tratamiento. Mi consejo es que si utilizas algún tratamiento o rutina para manterner el acné a raya, lo mantengas también en verano, así evitarás el rebote posterior.

PSORIASIS: 

La psoriasis es una enfermedad de la piel en la que observamos ronchas rojas, con escamas blancas salpicadas por el cuerpo. Es típico que esté en zonas como las rodillas o los codos, pero la realidad es que puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Es crónica y evoluciona con brotes; rachas mejores o peores.

El verano suele ser una época mejor en general para quien la padece, precisamente por la influencia del sol.

Aquí puedes ver fotos de psoriasis

El acné, la dermatitis, la psoriasis y el vitíligo pueden mejorar en verano

alergia solDERMATITIS ATÓPICA: 

Si tienes dermatitis atópica o es tu hijo quien la padece, sabrás que mejoras al ir a la playa. Se suele achacar esta mejoría al agua del mar, pero realmente es más probable que se por efecto del sol y el ambiente húmedo de la costa.

VITÍLIGO: 

El vitíligo implica una despigmentación de áreas de la piel que se ve como manchas blancas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Se sabe que la estimulación de la luz solar puede “animar” a los melanocitos (las células productoras de pigmento en la piel) a generar más melanina, del mismo modo que hace que nos bronceemos

Sin embargo, si tienes vitíligo, sabrás que las zonas despigmentadas son extremadamente sensibles y pueden quemarse con el sol muy fácilmente, de tal manera que es fundamental la fotoprotección y evitar la exposición directa de las zonas con vítiligo al sol. Es más el riesgo que el beneficio.

Aquí puedes ver imágenes de vitíligo

¿Por qué ocurre esto?

Se sabe que la radiación ultravioleta del sol, al penetrar en la piel pude ejercer ciertos efectos en el funcionamiento de la misma.

Por un lado, puede regular la proliferación de las células de la piel, haciendo que se reproduzcan de forma más lenta. Esto hace que las placas de psoriasis se reduzcan o se suavicen, por ejemplo.

Por otro lado es capaz de reducir la inflamación de la piel, con lo que ayuda al acné, a la dermatitis atópica y también a la psoriasis.

El efecto estimulador de la pigmentación, el mismo mecanismo que hace ponernos morenos, es el que puede hacer que una persona con vitíligo mejore.

Todos estos efectos están demostrados científicamente. De hecho, los dermatólogos prescribimos en ocasiones fototerapia, es decir radiación UV administrada de forma controlada en hospitales para algunas enfermedades de la piel.  Se utilizan longitudes de onda específicas, cuyos efectos beneficiosos se conocen y se eliminan aquellas que se sabe que aumentan más considerablemente el riesgo de cáncer de piel.protección solar

En conclusión…

Cuando nos exponemos al sol, es imposible filtrar las longitudes de onda más terapeúticas y dejar de lado las más dañinas, tal y como hacen las máquinas de fototerapia. Por esto, es imprescindible, a pesar de los beneficios que te he relatado, utilizar siempre protección solar.

Como sabes, prácticamente ninguno de nosotros aplicamos los fotoprotectores de una forma tan efectiva como para bloquear el 100% de los rayos del sol. Por esto si padeces alguna de estas enfermedades, aun protegiéndote del sol, es muy probable que algún rayito alcance tu piel y tu psoriasis, acné, vitíligo o dermatitis se beneficiará de sus efectos.

También te puede interesar

2 Comentarios

Vanesa 9 febrero, 2020 - 21:08

Mi madre siempre dice que No es bueno ponerse tanto protector solar pirque el sol es importante tomarlo. Yo veo esto una locura y me pongo un protector físico bastante bueno toooodos los días del año aunque esté súper nublado. En los 80, cuando yo era una niña, esto de pritegerse no se llevaba, no recierdo en mi casa un bote de crema que no fuera bronceador de zanahoria. Lo pienso y me llevo las manos a la cabeza. Respecto a la importancia del sol, Creo que simplemente la claridad que entra por la ventana es suficiente, me equivoco?

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 21 febrero, 2020 - 10:39

Por la ventana solo pasan los rayos UVA y no los B. Puede que te interese este artículo: https://dermatologia-bagazgoitia.com/2015/06/efectos-sol-piel-2198

Responder

Deja un comentario