Página principal Consejos Embarazo y piel

Embarazo y piel

por Dra. Lorea Bagazgoitia

El embarazo es una etapa de ilusión y algo de incertidumbre. El cuerpo de la mujer se ve sometido a marcados cambios y la piel es una de las partes del cuerpo donde más relevantes se hacen. Si estás o has estado embarazada, sabrás que durante esos emocionantes nueve meses….

Aumenta la pigmentación de la piel

Durante el embarazo muchas mujeres notan el oscurecimiento de su piel. Este suele ser más evidente en las areolas. Igualmente, suele ser frecuente la aparición de una línea pigmentada en el abdomen, denominada línea alba.

En la cara, especialmente en chicas de piel morena, es frecuente que aparezca melasma (también llamado cloasma o paño del embarazo). Se trata de manchas marrones de contorno difuso, que suelen aparecer en las mejillas y el labio superior (fotos de melasma).  Para prevenir su aparición es importantísimo llevar una protección solar diaria muy rigurosa, que incluya filtros físicos. Aun así, en muchos casos su apariciónes inevitable.

El melasma es difícil de tratar, por eso es clave usar fotoprotección para evitar su aparición

Los lunares pueden oscurecerse también a consecuencia del embarazo y ciertos cambios entran dentro de lo esperable. Sin embargo, aunque raro, el melanoma también puede aparecer durante el embarazo (es el 4ª cáncer más frecuente en mujeres gestantes), por lo que si observas cambios en algún lunar, teniendo en cuenta la regla ABCDE, te recomiendo que acudas a un dermatólogo.

Si aprecias cambios en un lunar, consulta con un dermatólogo

Puedes sentir picor en la piel

Una de cada cinco embarazadas sufre picor durante su embarazo. Existen diversas causas por las que puede aparecer picor en el embarazo, desde sencillamente tener la piel seca, hasta enfermedades cutáneas algo más complicadas que pueden suponer un mínimo riesgo para el bebé. En muchos casos el picor no se acompaña de ningún tipo de rojez, roncha, ni descamación en la piel, por lo que es fácil que mejore sencillamente con cremas hidratantes. Sin embargo, si te aparecen ronchas, ampollas o eczemas que antes no tenías, es recomendable que consultes con un dermatólogo, pues podrías necesitar un tratamiento más específico.

El pelo se cae menos

La proporción de pelos en fase de crecimiento durante el embarazo aumenta, respecto a los que están en fase de reposo. Por esto es habitual sentir que el pelo cae menos. Sin embargo, muchos de esos pelos detienen su crecimiento tras el parto, lo que lleva a la aparición de un efluvio telógeno, que supone una caída que puede ser más o menos llamativa a los tres meses del parto, aproximadamente.  No te preocupes, ese pelo se recupera a lo largo de los meses siguientes.pelo en el embarazo

Las uñas se vuelven frágiles

Muchas mujeres embarazas sienten que sus uñas pierden brillo y se vuelven más frágiles. Pueden despegarse o engrosarse ligeramente en su parte más externa. Es fácil que te plantees si se debe a una infección por hongos, pero esto es raro; en la mayoría de los casos, estos síntomas desparecen tras el parto.

Aparecen estrías

Debido a la distensión de la pared abdominal, la aparición de estrías no es nada raro en el embarazo: a 9 de cada 10 mujeres les aparece alguna a partir del segundo trimestre. Como sabrás, existen numerosos productos que prometen la prevención de estas estrías, pero lamentablemente su efectividad real es muy escasa.embarazada

Los productos antiestrías son escasamente eficaces

Una vez aparecidas, tras el parto, las cremas con ácido retinoico (¡ojo!, porque los retinoides no deben utilizarse en el embarazo) o ciertos peelings o tratamientos con láser pueden mejorarlas discretamente; pero nunca esperes milagros.

Si te interesa el tema, te recomiendo este artículo en dermapixel sobre los productos antiestrías

 

Sentirás la piel más grasa

La progesterona y los andrógenos aumentan hacia el 3º trimestre, por lo que la secreción de grasa de la piel aumenta. Esto puede conllevar un empeoramiento del acné, si lo padeces (que muy posiblemente había mejorado en el 1º trimestre).

Resumiendo…

En el embarazo se dan varios cambios a nivel de la piel, el pelo y las uñas que no pasan desapercibidos para la mujer. Aun sabiendo que la mayoría de ellos son reversibles, cambios como las estrías o el melasma pueden persistir tras el parto. Si te preocupa algún cambio en tu piel y estás embarazada, puede ser interesante que lo hables con un dermatólogo.

También te puede interesar

1 Comentario

Maria Martinez 18 febrero, 2020 - 22:13

Buenas tardes como me le va, lo que pasa es que ultimamente me sale un granito en la pierna antes de venirme el periodo y es muy molestoso me produce mucha picazon pero al vajarme el periodo desaparece llevo ya como unos 6 meses en eso y cuando no me aparece el grano se me llenan los cenos y tambien me duelen mucho, gracias

Responder

Deja un comentario