¿Se puede prevenir la dermatitis atópica?

por Dra. Lorea Bagazgoitia
actualización sobre prevención de la dermatitis atópica

En las últimas décadas se han dado grandes avances en cuanto al conocimiento sobre las causas y el tratamiento de la dermatitis atópica. Sin embargo los progresos en relación con su prevención no han sido tan llamativos. Hace algunos años te hablaba de ello en otro artículo.
.

Existe amplísima literatura científica investigando posibles actuaciones que pudieran evitar el desarrollo de esta enfermedad en bebés. Cuatro publicaciones recientes han revisado los estudios existentes, extrayendo los autores las conclusiones que te cuento a continuación (te anticipo que son algo decepcionantes…).

Uso de cremas hidratantes

Hasta el momento algunos estudios(estudio 1, estudio 2) parecía que habían demostrado la efectividad de la crema hidratante en niños de riesgo (cuyo padre o madre tuviera antecedente de atopia) para prevenir la dermatitis atópica.

Sin embargo, recientemente se han publicado dos estudios de mayor peso que, tras revisar toda la literatura existente hasta el momento, llegan a la conclusión justamente opuesta. Tanto el estudio BEEP, un metaanálisis, como el PreventADALL, un ensayo clínico controlado o la reciente revisión de la Cochrane, concluyen que las cremas hidratantes usadas a diario en lactantes, no son útiles para prevenir el desarrollo de dermatitis atópica.

Lactancia materna

A pesar de los claros beneficios reconocidos a la lactancia materna para los bebés, en el caso de la dermatitis atópica, lamentablemente no se ha visto que esta puede prevenir el desarrollo de la enfermedad en los niños.

Introducción precoz de alimentación complementaria y alimentos alergénicos

El momento en que se introduzcan diferentes alimentos, puede tener cierta repercusión en si ese niño desarrollará alergias más adelante o no. Sin embargo, ninguno de estos factores, parece afectar el desarrollo de dermatitis atópica en el futuro.

Reducción de los ácaros del polvo en casa

Una revisión sistemática que revisó 7 ensayos clínicos que estudiaban este procedimiento, demostró que tampoco había ningún efecto preventivo en la reducción de los ácaros del polvo del entorno del hogar.

Vitamina D

Se ha visto que en muchas enfermedades crónicas los niveles de vitamina D están bajos. No obstante, al igual que ocurre en otras enfermedades, la suplementación de vitamina D, no parece afectar especialmente a la probabilidad de desarrollar dermatitis atópica.

Probióticos

Los probióticos son bacterias u hongos vivos, no patógenos que pueden reestablecer el microbioma intestinal disfuncionante. Los prebióticos son ingredientes de los alimentos no digeribles que sirven para alimentar a las bacterias beneficiosas de nuestro intestino.

Se han realizado un gran número de estudios buscando qué probióticos pueden ser capaces de prevenir la dermatitis atópica. Se han utilizado numerosas combinaciones administradas durante el embarazo, lactancia o primeros meses de los bebés. Son muy heterogéneos y por ello es difícil extraer conclusiones. Al parecer ni la administración en embarazadas ni la administración en los primeros meses son efectivas por si mismas, pero sí se observan beneficios cuando los probióticos han sido administrados durante el embarazo y los primeros meses de vida.

De este modo la World Allergy Organization recomienda utilizar probióticos para la prevención de dermatitis atópica en:

  • mujeres embarazadas con riesgo de tener un bebé alérgico
  • mujeres dando lactancia un hijo de alto riesgo
  • bebés con alto riesgo de dermatitis o alergia

¿Conocías alguno de estos medios de prevención de dermatitis?



También te puede interesar

Deja un comentario