4 cosas que debemos saber sobre la caída del pelo en otoño

por Dra. Lorea Bagazgoitia

Cuando se acaba el verano y entramos en otoño es frecuente percibir una caída de mayor cantidad de pelo del habitual, lo cual puede hacer que nos alarmemos un poco.  Algunas personas pueden no percibir este hecho, pero en otras es bastante evidente. A este respecto tocaré algunas cuestiones:

¿Es cierto que en otoño se cae más el pelo?

Aunque pueda parecer un mito, es cierto que nuestro pelo se cae más en otoño que en otras épocas del año. Hay algunos estudios científicos que prueban que el ciclo de nuestro cabello tiene cierta “estacionalidad” tanto en hombres como en mujeres, y que efectivamente hay picos de mayor caída.  Esta pérdida más llamativa de pelo se observa de octubre a noviembre y es algo natural.

El hecho de que el pelo se caiga más en otoño no es un mito

¿Por qué pasa esto?

peine

Nuestro pelo tiene una fase de crecimiento que dura años, llamada “anagen”. Desde que el crecimiento se detiene, hasta que el pelo se desprende para dar lugar a un pelo nuevo , ocurre una fase llamada “telogen”, que es una especie de fase de “reposo” en la que el pelo ni crece ni se cae. Esta fase dura unos 3 meses. Los estudios demuestran que a finales del verano tenemos una mayor proporción de pelos en telógen (en reposo, sin crecer) y que estos son los que se caen en otoño.  Los folículos de los que perdemos el pelo, después vuelve a salir un nuevo pelo.

El ciclo estacional del pelo es el mecanismo por el cual los mamíferos lo recambian de acuerdo a necesidades de crecimiento o ambientales. Se hipotetiza que en el ser humano, al ser un mamífero, ocurre algo similar: podría ser que esta pérdida otoñal nos permitiera mantener pelo como protección ante el sol en verano y ante el frío en invierno.

¿Puedo quedarme calvo/a por este motivo?

La caída que percibimos en otoño es totalmente fisiológica, es decir, es normal y no indica enfermedad alguna. Los pelos que se pierden, se recuperan con normalidad y no deberíamos notar ninguna alteración en nuestro pelo.

La caída natural del pelo en otoño no hace que nos quedemos calvos

En cualquier caso,  hay enfermedades cutáneas que pueden causar pérdida de pelo y esto puede coincidir con el otoño. Si observáramos zonas sin pelo o tenemos una pérdida que hace que nos “claree” el cuero cabelludo, tal vez se trate de otra cosa, y sería conveniente consultar con un dermatólogo.

¿Necesito algún tratamiento?

arbol otoñoAl hablar de un proceso normal, que no indica enfermedad alguna, no es preciso hacer ningún tratamiento. En contra de lo que suele pensarse, las personas sanas y con una alimentación equilibrada no necesitan tomar ningún medicamento ni complemento vitamínico para fortalecer la cabellera, ya que el pelo se “regenerará” por su propia naturaleza.

Huelga decir que los champús o lociones tampoco juegan ningún papel en este caso. Podemos lavarnos el pelo con el champú que más nos guste, ya que los champús no influyen en ningún caso en el ciclo del pelo ni en su caída.

También te puede interesar

Deja un comentario