Página principal Dermatitis atópica Microbiota, probióticos y antibióticos en la dermatitis atópica

Microbiota, probióticos y antibióticos en la dermatitis atópica

por Dra. Lorea Bagazgoitia

Los probióticos y todo lo relacionado con las bacterias cutáneas está de moda. Las búsquedas en Google sobre probióticos se han multiplicado por 4 en los últimos 15 años.

La realidad es que las investigaciones recientes nos dejan clara la influencia de las bacterias del cuerpo 〈que viven en el intestino y la piel, sobre todo) en nuestro bienestar y ciertas enfermedades.  El conjunto de estas bacterias, así como los hongos y virus que nos habitan recibe el nombre de microbiota.

Dermatitis atópica y microbiota

Se sabe que las personas con dermatitis atópica, tienen una microbiota  diferente a las personas que no padecen esta enfermedad. Si tienes dermatitis atópica, tu piel tendrá menos bacterias gram negativas y una proporción mayor de lo normal de una bacteria llamada staphilococcus aureus.  Curiosamente tendrás más cantidad de esta bacteria en las zonas de dermatitis (con rojez, escamas, picor) que en la piel no afectada.

En esta piel sana, donde no te está afectando la dermatitis, tendrás menos diversidad de bacterias cuantos más años cumplas. Los niños tienen mucha más variedad que los adultos.

Pero, ¿qué va antes, la dermatitis o la bacteria? existen estudios que demuestran tanto un supuesto como el opuesto, por lo que aún no tenemos nada claro.

En cualquier caso, las investigaciones van encaminadas a reducir el nivel de s.aureus en la piel de las personas con dermatitis y para esto se han planteado diferentes abordajes sobre los que te hablaré en los siguientes apartados.

Respecto a la microbiota intestinal, se ha visto que cuanto más grave es la dermatitis de una persona, menos cantidad de una bacteria llamada E.coli tiene en su intestino. ¿Cómo interpretar esto? aún está sin esclarecer.

Dermatitis atópica y antibióticos

Podría parecer razonable pensar: “si esta bacteria está causando que los eczemas de mi dermatitis empeoren, ¿por qué no tomar antibiótico, para destruir la bacteria y así mejorará la dermatitis?”.

La realidad es que las guías terapéuticas internacionales para la dermatitis atópica desaconsejan esta actitud, por dos motivos:

  1. El uso habitual de antibióticos de forma no del todo justificada puede aumentar las resistencias bacterianas y tu respuesta a los antibióticos en el futuro.
  2. Aunque se ha intentado, no se ha demostrado científicamente que los antibióticos mejoren el curso de la dermatitis.

En ocasiones, podemos usar pautas cortas de antibiótico, solo si observamos una infección clara, pero esto no debe ser algo habitual.

Dermatitis atópica y probióticos

Se han realizado numerosos estudios científicos intentando valorar sin los probióticos son capaces de prevenir, controlar o tratar la dermatitis atópica. Los resultados son en general contradictorios. La Cochrane revisó en 2018 39 artículos que incluían un total de 2599 participantes, y llegó a la conclusión de que en la actualidad no hay suficiente evidencia científica como para recomendar los probióticos en el tratamiento de la dermatitis atópica.

Otras estrategias

Partiendo del punto de que parece claro que s. aureus tiene cierto rol en la producción de los brotes de dermatitis y parece más frecuente en aquellas personas con dermatitis más grave, tiene sentido intentar reducir su cantidad sobre la piel en estas personas.

Te invito a leer un artículo que escribí hace algún tiempo sobre baños de lejía, que se presentan como una forma de destruir bacterias, sin aumentar las resistencias, a diferencia de los antibióticos. No está absolutamente demostrado que funcione (unos estudios confirman que sí y otros no lo dejan tan claro), pero dada su inocuidad, las guías lo contemplan como una opción útil. Además, se ha demostrado que los baños de lejía no irritan más la piel que un baño convencional, cosa importante para las personas con dermatitis. 

Y tú, ¿has necesitado alguno de estos tratamientos para tu dermatitis alguna vez?

También te puede interesar

2 Comentarios

Isabel Reig 27 noviembre, 2020 - 21:48

Lorea, muy interesante este post. Soy pediatra y alergóloga y estoy preparando un taller de Dermatitis Atópica y te he encontrado navegando por internet. Gracias por tus posts. Ayudan mucho a todos. Un abrazo.

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 27 noviembre, 2020 - 21:57

A ti por tu bonito comentario.
Un saludo,
L:

Responder

Deja un comentario