Doctora Lorea Bagazgoitia Dermatología


En contra de lo que solemos pensar, el cáncer de piel más frecuente no es siempre un lunar. El melanoma es el cáncer de piel más agresivo, y su aspecto más habitual es de "lunar feo" y es el que más nos preocupa a los dermatólogos. En cualquier caso, el cáncer de piel más frecuente por excelencia es el carcinoma o epitelioma basocelular; de hecho es también el cáncer más frecuente en el ser humano.

El carcinoma basocelular es el cáncer más frecuente en el ser humano

Suele aparecer a partir de los 50 años, aunque en personas de piel muy clarita puede surgir antes. Afortunadamente este tipo de tumor crece de forma localizada (es decir, solo en la piel y es extremadamente raro que dé metástasis) con lo que no es habitual que ponga en peligro la vida de quien lo padece. En cualquier caso, sí debe tratarse y controlarse pues de lo contrario crece y crece causando úlceras en la zona donde aparece que pueden ser muy aparatosos.

Pero, ¿sabes qué aspecto tiene el carcinoma basocelular? Pues bien, existen varios tipos de carcinoma basocelular que hace que puedan asemejarse a lunares, cicatrices o verrugas.  Por ejemplo, la mujer de la foto tiene varios bultitos en su nariz, pero solo uno es un carcinoma basocelular.

basocelular

¿Qué características son importantes para CONSULTAR CON UN DERMATÓLOGO?

  • Se trata de un bulto o una herida que sangra y no cura
  • Aunque lentamente, crece continuamente
  • Tiene una superficie brillante
  • Está en una zona donde nos ha dado el sol a lo largo de la vida.

A parte de estas características más o menos comunes, los carcinomas basocelulares pueden tener otros rasgos muy variados que os ejemplifico a continuación:

1. Un carcinoma basocelular puede ser PEQUEÑO o GRANDE

tamaño basocelular

Los basocelulares comienzan como pequeños granitos de escasos milímetros y a lo largo de meses (u años) van cobrando mayor tamaño.

2. Un carcinoma basocelular puede ser OSCURO o CLARO

basocelular
Lo más frecuente es que los carcinomas basocelulares sean del color de la piel, pero no es raro que tengan algún área marrón o que sean incluso negros. basocelulares-pigmentados-2

Los tres bultitos que tiene la persona de la imagen corresponden con carcinomas basocelulares. Como podéis observar son de diferente color y aspecto entre ellos.

3. Un carcinoma basocelular puede ser PLANO o ABULTADO

El volumen del carcinoma basocelular puede ser muy distinto. Existen formas llamadas "nodulares" y formas llamadas "superficiales" que normalmente suelen aparecer en el pecho o la espalda.

basocelular plano o abultado

4. Un carcinoma basocelular puede tener aspecto de HERIDA o CICATRIZ

Es posible que los carcinomas basocelulares se ulceren y por ello cobren aspecto de herida (que habitualmente, no cura sola). Es más frecuente en los de gran tamaño, pero también podemos ver algunas erosiones en los pequeños. basocelular herida

Por otro lado, existe un tipo de carcinoma basocelular, llamado esclerodermiforme que se asemeja mucho a una cicatriz. Lo peculiar es que en la zona la persona que lo padece no recuerda ningún traumatismo previo y suele crecer con el tiempo (cosa que no ocurre con las cicatrices.

basocelular cicatriz

En resumen...

El carcinoma basocelular es un tumor que crece lentamente, pero que es importante detectar. Puede tener aspecto muy variado por lo que es recomendable consultar con un dermatólogo ante una herida o bulto que crezca, sobre todo si su superficie es brillante o sangra.

 

 

2 comentarios sobre “Carcinoma basocelular: 4 características del cáncer de piel más frecuente”

  • Teresa Mateu

    1 febrero, 2017 at 13:19

    Desde mi punto de vista, cuando acabas comentas que el paciente lo consulte con un dermatólogo. Teniendo en cuenta que si un paciente no puede tener acceso a la sanidad privada y que inicialmente el contacto lo hace con su médico de familia creo adecuado incluirlo. Ya sabes que cada vez es mas común el uso de la dermatoscopia en atención primaria , así como la posibilidad de teledermatología y otras vías de contacto rápidas con los dermatólogos.

    Gracias y enhorabuena por el post. Muy práctico y ameno.

    • Dra. Lorea Bagazgoitia

      2 febrero, 2017 at 10:39

      Gracias por tu comentario, Teresa. Efectivamente la colaboración entre Atención Primaria y especialistas es fundamental en estos casos. Un saludo,
      L.

Deja tu comentario (en este espacio no se atenderán consultas personales)

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.