El olor corporal no es solo un tema de sudor

por Dra. Lorea Bagazgoitia

Tras hacer deporte, tras un duro día de trabajo o sencillamente por el calor del verano, te habrás agobiado por el olor de tu cuerpo. “¿Por qué huelo?” te habrás preguntado. Relacionamos el olor de nuestra piel con el sudor y cuando más sudamos más olemos. Eso pensamos, pero no es siempre correcto este pensamiento.

Si has llegado hasta aquí será porque por uno u otro motivo quieres conocer más acerca de por qué y cuánto olemos, y probablemente acerca de cómo mejorarlo. Hoy en este artículo te daré las claves del olor de nuestro cuerpo.

¿De qué depende el olor de la piel?

Curiosamente, en contra de lo que pensamos, el sudor no huele. Tampoco lo hace la secreción apocrina que produce nuestra piel, de la que te hablaré un poco más adelante. Sin embargo algunas situaciones muy concretas pueden modificar el olor de estas secreciones:

  1. Tienes alguna enfermedad genética metabólica:  Pongo este apartado por ser rigurosa y revisar todas las opciones, pero la realidad es que los niños con este tipo de enfermedades son ya diagnosticados desde pequeñitos. Es muy raro que si tu cuerpo en la edad adulta huele más fuerte o distinto sea por este motivo. Te hablo de enfermedades que son muy infrecuentes y con otros muchos más síntomas que el olor corporal: fenilcetonuria, trimetilaminuria o la hipermetioninemia, entre otras. Estas, al ser consecuencia de ciertas alteraciones metabólicas, pueden implicar un olor particular de sus fluidos corporales, entre ellos el sudor.
  2. Tomas algún medicamento que al excretarse por el sudor, modifique su olor: es el caso de los bromuros o las penicilinas.
  3. Te encanta el ajo, la cebolla, los espárragos o el curry. Estos alimentos pueden alterar ligeramente la composición del sudor, haciendo que huela más fuerte.ajo

¿Y si no como ajo, ni tomo medicinas, por qué en ocasiones me huele la piel?

Lo que te ocurre es la situación más habitual. Veamos los “actores” que influyen en el olor corporal de las personas que no cumplen ninguno de los puntos 1 a 3

EL SUDOR 

Se produce en la superficie de la piel por unas glándulas que llamamos ecrinas, distribuidas por todo el cuerpo excepto en los labios, el conducto auditivo externos, el clítoris y los labios menores.  Donde más tenemos es en las palmas y en las plantas.

El sudor nos ayuda a regular la temperatura de nuestro cuerpo y no huele.olor corporal

LA SECRECIÓN APOCRINA

Se trata de una secreción distinta al sudor que se produce por las glándulas apocrinas, ubicadas exclusivamente en la zona genital, las axilas y el pecho.  Estas empiezan a funcionar en la pubertad y se piensa que parte de su secreción son feromonas, aunque no se han identificado químicamente aún.

La secreción apocrina tampoco huele.

Ni el sudor ni la secreción apocrina huelen

Entonces, te preguntarás ¿pero si no huelen, dónde está el origen del mal olor cuando sudo? La clave está en…

LAS BACTERIAS DE NUESTRA PIEL

Algunas de las bacterias pertenecientes a nuestra microbiota (sobre todo las del género Corynebacterium) provocan dos cosas:

  • Descomponen la secreción apocrina en moléculas que sí tienen olor, liberando así ácidos grasos de cadena corta y amoníaco.
  • Crecen y se reproducen en pliegues y zonas donde sudamos más (ya que aumenta el pH y el ambiente húmedo así lo favorece), y ahí descomponen la queratina que recubre nuestra piel. Esta reacción también produce mal olor.

hiperhidrosis axilarResumiendo:

El olor corporal no es tanto un tema de sudor, sino fruto de reacciones químicas que tienen lugar en nuestra piel, producidas por bacterias.

Así, reducir la sudoración puede ayuda a mejorar la intensidad del olor corporal. Puedes valerte de antitrasnpirantes, botox (sobre el que te hablo en este otro artículo) o medicamentos puede disminuir el olor fuerte. En ocasiones, sin embargo se necesitaránn tratamientos complementarios pues el olor no es solo cosa del sudor. Quien mejor te podrá aconsejar en estos casos, es tu dermatólogo.

 

 

También te puede interesar

4 Comentarios

Elvis Adneth 15 noviembre, 2018 - 13:43

Buenos días doctora. Esta excelente la explicación, pero entonces qué medicamentos o tratamientos se podrían hacer; así se bañe uno bien ya al momentito estas oliendo maluco y eso es vergonzoso ante las demás personas

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 20 noviembre, 2018 - 12:55

Buenos días, Elvis:
En ocasiones es necesario utilizar tratamiento con antibióticos. Le recomiendo que consulte con un dermatólogo para que le asesore sobre su caso.
Un saludo,
L.

Responder
Elena 17 diciembre, 2019 - 10:32

No sé si leerá mi comentario , pero porque olemos más fuerte tras el parto y con la lactancia?

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 10 enero, 2020 - 09:58

No ocurre en todos los casos…la verdad..habría q estudiar el suyo:) un saludo

Responder

Deja un comentario