Página principal novedades Dermatoscopia: no es solo cosa de lunares

Dermatoscopia: no es solo cosa de lunares

por Dra. Lorea Bagazgoitia

Si has ido al dermatólogo alguna vez, es muy probable que para valorar tu piel haya usado un aparato con una luz potente a modo de lupa. Se trata de un dermatoscopio manual; sobre el que ya te hablé en un artículo anterior.

Esta técnica se desarrolló fundamentalmente para la exploración de lunares. A los dermatólogos nos es muy útil para valorar si un lunar tiene algún signo sospechoso o puede tener riesgo. En personas con un número elevado de nevus o un especial riesgo por haber tenido algún antecedente de melanoma en la familia, por ejemplo, nos sirve para vigilar los lunares muy de cerca y detectar, si ocurren, los cambios precoces. Especialmente la dermatoscopia digitaldermatoscopio

No obstante, además de este uso, el más importante y destacable, el dermatoscopio también puede ser útil para diagnosticar y vigilar otras enfermedades de la piel. En este sentido la revista americana de dermatología, publicó un artículo recientemente que refleja la versatilidad del susodicho aparato y sus múltiples posibles usos, que te contaré a continuación.

Enfermedades de la piel

Al explorar tu piel con el dermatocopio, tu dermatólogo puede observar pistas que le acerquen al diagnóstico en enfermedades como el lupus discoide, el liquen escleroatrófico, algunos linfomas, el vitíligo, la amiloidosis, el granuloma anular o la pitiriasis rosada de Gibert.

Además son muy bien conocidas desde hace años, la utilidad de esta herramienta para diferenciar distintos tipos de cáncer de piel no melanoma, como el carcinoma basocelular o el carcinoma epidermoide.

Enfermedades del pelo

La caída de pelo, como sabes, puede ser debida a causas muy distintas. Desde la alopecia androgenética (calvicie común), hasta una infección por hongos. Las características de los pelo que quedan y de la piel que ha perdido el cabello son diferentes en los distintos tipos de alopecia.

La dermatoscopia nos ayuda a ver algunos signos característicos que no percibimos a simple vista, por ejemplo para diagnosticar tricotilomanía, infecciones por hongos o alopecia frontal fibrosante, entre otras.

Enfermedades de las uñas

No todo lo que afecta a las uñas son hongos. Otras enfermedades de la piel, como la psoriasis, o la aparición de algunos tumores en ellas, pueden parecerse. La dermatoscopia puede darnos alguna pista más sobre a qué se debe un cambio de color o abultamiento en la uña.

En conclusión…

Son pocas las enfermedades cutáneas que pueden diagnosticarse solo mediante dermatoscopia. Verás que tu dermatólogo utiliza este instrumento sobre todo para revisar los lunares. En cualquier caso, cada vez se describen más usos en enfermedades inflamatorias o del pelo, que pueden ayudar a evitar biopsias u otros procedimientos agresivos para llegar a tu diagnósitico.

También te puede interesar

2 Comentarios

Octavi Figueras 27 octubre, 2018 - 20:32

Gràcias por tu excelente trabajo de divulgación.
Octavi Figueras , medico de familia

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 28 octubre, 2018 - 20:11

Gracias Octavi:)

Responder

Deja un comentario