Página principal Dermatología estética Efectos del colágeno oral en la piel; ¿funciona como antiarrugas?

Efectos del colágeno oral en la piel; ¿funciona como antiarrugas?

por Dra. Lorea Bagazgoitia

Hoy una buena amiga me ha escrito para pedirme consejo sobre qué colágeno oral comprarse pues decía que se está empezando a preocupar por sus arrugas.

Mi respuesta inmediata ha sido que no gastara el dinero en eso, especialmente si no hace otras rutinas o tratamientos con mucha mayor evidencia científica. También le he dicho que probablemente le vendría muy bien leerse mi libro, “Lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel” para comprender el porqué.

Es prioritario empezar por una protección solar diaria y en el caso de buscar algún tratamiento que se note (lo que llamamos “transformador”) recurrir a los retinoides (retinol, ácido retinoico, retinaldehído). Los retinoides nos ayudan a obtener una piel más lisa, brillante, homogénea y pueden atenuar la formación de arruguitas finas.

Si las arrugas son de expresión, y sobre todo en el tercio superior de la cara, no podemos olvidarnos de la toxina botulínica. Como sabrás, suaviza la fuerza de los músculos faciales (en el grado que queramos), atenuando las arrugas pero manteniendo nuestra expresión y gestualidad.

Estos tres tratamientos están ampliamente demostrados y sus efectos son claramente visibles. Sin embargo, la consulta de mi amiga me ha hecho curiosear las publicaciones científicas existentes sobre el colágeno oral y aquí te traigo algunas pinceladas.

Efectos del colágeno oral en la piel

Existen numerosos artículos publicados sobre el tema, con una grandísima variabilidad. No todos usan el mismo tamaño de molécula ni pauta de aplicación. Del mismo modo, cada uno evalúa unos resultados diferentes: elasticidad, brillo, rugosidad, rojez, pérdida transepidérmica de agua, celulitis, y un largo etcétera.

Es por esto que los autores de este artículo publicado en 2019 en Journal of Drugs in Dermatology recopilaron los más representativos con el fin de extraer conclusiones.

Tras revisar 11 estudios centrados en celulitis, envejecimiento, sequedad cutánea o úlceras por decúbito describen que los resultados parecen indicar que la piel aumenta su elesticidad, hidratación y cantidad de colágeno, en ausencia de efectos adversos.

Cómo funciona el colágeno oral

Esta es para mí la cuestión más importante y es lo que me hace mantener mi escepticismo frente a estos productos.

El colágeno supone el 25 % de las proteínas de nuestro cuerpo. Está en la dermis (que es donde “flaquea” con el envejecimiento de la piel, generando arrugas), pero también en los huesos y en el tejido conectivo. El colágenos de los suplementos orales se obtiene de huesos de vaca, piel de cerdo y escamas de pez.

Puede tener sentido pensar: “si con el envejecimiento mi piel pierde colágeno de calidad, voy a tomar suplementos para reforzar la dermis”.

El colágeno se encuentra en los suplementos orales, sí, pero también en la carne, el pescado u otros alimentos que podamos ingerir (pues los animales, como nosotros, tienen colágeno en su estructura corporal).

Al llegar a nuestro intestino, la molécula de colágeno (venga del suplemento o de la alimentación) se fragmenta en pequeños trocitos, llamados dipéptidos o tripéptidos (o incluso aminoácidos sueltos) que son los que llegan a la sangre, y de ahí se van transportando por nuestro cuerpo.

¿Qué lleva a pensar que justamente ese colágeno ingerido en pastillas (y solo ese, no el que viene de un filete de ternera) llegue específicamente a la piel?

De entrada me resulta poco verosimil.

Sin embargo, precisamente ante esta misma incomprensión un grupo de investigadores en Nutrición de Irán han publicado recientemente este artículo en la revista Journal of Cosmetic Dermatology en el que revisan los posibles mecanismos por los cuales los estudios del apartado anterior muestran los mencionados resultados optimistas.

Revisan las publicaciones disponibles al respecto y plantean tres opciones.

1. EL COLÁGENO INGERIDO SIRVE DE PRECURSOR PARA MÁS COLÁGENO EN LA PIEL

Se trata de una hipótesis que desde el punto de vista fisiológico no es viable y ellos mismos la descartan como opción.

El hecho de aportar un trocito de colágeno a la piel (asumiendo que aquel que has comido llegue a tu piel y no al codo o a un diente, que ya de base es algo no muy creíble) no induce que el cuerpo regenere una molécula entera a partir de ese trocito.

La síntesis de proteinas en nuestro cuerpo sencillamente no funciona así.

2. EL COLÁGENO APORTADO PUEDE ESTIMULAR LA SÍNTESIS DE NUEVO COLÁGENO Y PROTEGLICANOS EN LA PIEL

En este caso, la hipótesis es que induzcan que se forme nuevo colágeno en l dermis a través de su presencia. Varios estudios in vitro demuestran justamente lo contrario, que lo frena. Todos estos se han realizado con la molécula de colágeno entera, mientras que los suplementos orales de colágeno habitualmente contienen péptidos (los fragmentos que te comentaba más arriba).

Curiosamente, otro estudio de los que revisaron, el único realizado con péptidos de colágeno, sí parece mostrar un efecto favorable, estimulando una mayor de producción de colágeno nuevo.

3. EL COLÁGENO INDUCE UNA MODULACIÓN DE LA RESPUESTA T-reg Y DE MACRÓFAGOS M2, FAVORECIOENDO LA RENOVACIÓN DÉRMICA

Al parecer los macrófagos M2 se han estudiado en diferentes tejidos y pueden tener cierto efecto en estimular la renovación de tejidos y la producción de nueva matriz extracelular. Esto estaría detrás de una mejoría clínica de la piel (menos arrugas, menos rugosidad, más elasticidad).

Los macrófagos M2 son estimulados por unas células llamadas Treg y según describen, existe una relación demostrada entre la ingesta de péptidos de colágeno y la activación de estas células. Si se activan las Treg y estas interactúan con los M2, estos últimos pueden favorecer la mejoría del tejido dérmico en la piel. Esta última, según describen los autores, es una hipótesis sin demostrar.

Mi valoración personal

Es intuitivo pensar que ingiriendo más colágeno a través de suplementos nutricionales este llegará a nuestra piel para reponer el perdido por el envejecimiento cutáneo. Por el momento veo dos “peros” para llegar a creérmelo y así recomendarlo:

  • Existen estudios que muestran ciertos efectos positivos, pero son muy variados: unos hablan de hidratación, otros de elasticidad, otros de rugosidad. Además, las pautas, dosis y moléculas usadas también son diferentes en cada estudio.
  • Las hipótesis descritas como posibles mecanismo de acción tampoco están aclaradas.

Por el momento, por tanto no disponemos de una evidencia científica suficientemente sólida como para recomendar estos productos para el envejecimiento de la piel. Creo que hay otras muchas opciones más demostradas con mayor interés.

Por otro lado, todos los estudios sí son consistentes en algo: es un tratamiento seguro. Lamentablemente seguridad no es sinónimo de efectividad. Probablemente el tiempo y nuevos estudios nos vayan sacando de dudas. 

¿Has tomado a colágeno alguna vez? Cuéntame tus impresiones:)

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar