Página principal Consejos 4 consejos básicos para cuidar tu piel en invierno

4 consejos básicos para cuidar tu piel en invierno

por Dra. Lorea Bagazgoitia

Como muchos percibiréis, la piel en invierno puede mostrarse más seca y sensible, fundamentalmente en la cara, los labios y las manos que puede generar una sensación de tirantez e incomodidad. Os indico 4 recomendaciones sencillas que pueden seros útiles:

1. Hidrátate mucho la piel

La sequedad ambiental y el uso de calefacción, contribuyen a que sintamos nuestra piel tensa, más rugosa, seca  con picor y en algunas ocasiones incluso con pequeñas grietas. Para prevenir esto, nada tan sencillo como aplicarnos crema hidratante a diario en todo el cuerpo,. Aunque parezca obvio, a muchos se nos olvida hacerlo. No es necesario usar la más sofisticada y cara, sino simplemente ser constante en la aplicación. Es típica también la sequedad en los labios, que se agrietan por el frío.Recuerda aplicarte hidratación también ahí (cacao de labios, vaselina…)

Eczema seco

Eczema seco

En algunos casos, el grado de sequedad es tal que puede llegar a aparecer un eczema seco/xerótico, es decir una zona rugosa, rojiza, con aspecto piel cuarteada que pica mucho. Es frecuente en personas mayores que no suelen utilizar cremas hidratantes. En estos casos se necesita tratamiento con alguna crema de corticoides tópicos. Si tienes alguna zona de piel “rugosa” que no mejora con cremas hidratantes, es bueno que consultes con un dermatólogo.

2. Utiliza protección solar

Normalmente prestamos atención a la protección solar en verano, porque es cuando nos da el sol en todo el cuerpo. Pero no debemos menospreciar el efecto de los rayos UV en la piel de la cara durante el invierno. La acumulación progresiva de sol a lo largo de nuestra vida,  no sólo aumenta el riesgo de cáncer de piel sino que también hace que la piel adquiera un aspecto más envejecido (piel menos lustrosa, seca, con arrugas y manchas).esquí Tanto desde un punto de vista estético como de prevención de cáncer, es recomendable acostumbrarse a utilizar protección solar también en invierno.

Afortunadamente, actualmente existen un montón de cremas con protección solar (mayor del 30) con unas características cosméticas buenísimas (las ha fluidas, en spray,  para pieles grasas, para pieles secas, con más color, con formato de maquillaje….). Es cuestión de acercarse a la farmacia y preguntar :)

Protegerse del sol es también “antiarrugas”

Qué decir de aquellos que sois esquiadores y montañeros. El reflejo de los UV en la nieve incrementa considerablemente el efecto dañino de estos, pudiendo causar quemaduras solares de 1º y 2º grado. Así que no os olvidéis de utilizar protección extrema en la cara y los labios, repitiendo la aplicación durante la jornada de esquí.

3. ¿Te salen  manchas en la cara? El invierno puede ser un buen momento para tratarlas

La relación de las manchas en la cara y el sol está claro. Las manchas se hacen más evidentes en la temporada de verano, y es en esta época cuando nos solemos preocupar más. Sin embargo, la mayoría de tratamientos para las manchas no se pueden hacer en verano (ya sea por el fármaco que se utiliza o por riesgo a que –debido al sol- las manchas se oscurezcan aún más) y es mejor realizarlos en invierno.

Existen diferentes tipos de machas en la piel (léntigos solares, queratosis seborreicas, melasma…) cada uno con un tratamiento
diferente. Es recomendable que sean valoradas por un dermatólogo para valorar en cada caso el tratamiento oportuno (crioterapia, láser, cremas despigmentantes, peelings,…). En cualquier caso, para prevenir cualquiera de ellas, es fundamental que te protejas del sol con factor 50+ diariamente, aunque sea invierno.

4. ¿Tienes acné? el invierno es el mejor momento para tratarlo

Si tienes acné te habrás dado cuenta que normalmente mejora en verano. El sol suele “secar” los granitos con lo que al volver el invierno generalmente uno siente que está peor. El invierno es un buen momento para empezar a tratar tu acné porque algunos de los tratamientos utilizados (isotretinoína, doxiciclina) pueden hacer la piel más sensible al sol, y por tanto su uso en verano (aunque es posible) se hace mucho más incómodo.

También te puede interesar

Deja un comentario