¿Qué funciona para la celulitis?

celulitis

La celulitis o las famosas cartucheras agobian a más de una chica. La piel de naranja suele afectar a las caderas, muslos, glúteos y menos frecuentemente al abdomen o los brazos. Lo cierto es que debería considerarse algo prácticamente normal; algo intrínseco a ser mujer pues entre el 80 y el 98% de las chicas la presentan después de la pubertad. Ahí es nada.

Dado que es un tema que despierta bastante cuiriosidad, en este post repasaremos los aspectos más importantes relacionados con la celulitis.

¿Por qué aparece la celulitis?

La causa exacta no está del todo esclarecida. De hecho en los últimos años se considera más desde una perspectiva global que abarca fenómenos hormonales, inflamatorios, metabólicos y microvasculares que llevan a un proceso fibrótico en el tejido subcutáneo.

Está claro que la carga estrogénica, propia de las mujeres juega un papel importante. Prueba de ello es que los hombres con celulitis (cosa infrecuente) tienen algún tipo de descompensación hormonal en este sentido. Por ejemplo, aquellos en tratamiento con estrógenos o terapia para cáncer de próstata.

Se cree que las apariencia irregular de la superficie cutánea en las zonas con celulitis viene dada por un aumento de la fibrosis en los tabiques que hay entre los lobulillos grasos subcutáneos. Esto hace que aumente la presión en la grasa que de alguna manera es “empujada” hacia el exterior, abollonando la superficie de la piel. Al mismo tiempo “tiran” de la superficie de la piel provocando los indeseados hoyuelos.

Se ha visto además, que los tabiques fibrosos que sujetan la grasa en bajo la piel, tienen una diposición perpendicular en las chicas, y oblicua en los chicos, lo cual facilita este proceso en las mujeres.

La genética puede también influir. Se ha visto que algunos polimorfismos del gen del enzima convertidor de la angiotensina (ECA) tienen mayor riesgo de celulitis mientras que las portadoras del alelo T del gen HIF1A tienen menos riesgo de padecerla.

¿Funcionan las cremas anticelulíticas?

La propia definición de cosmético implica que los productos aplicados sobre la piel no pueden llegar a la profundidad a la que se encuentran las alteraciones que provocan la celulitis. Con lo que, solamente por esto, el efecto esperable será muy limitado (por no decir inexistente).

Los activos más estudiados para cremas anticelulíticas han sido las metilxantinas (por ejemplo, la cafeína) bajo el supuesto de que estimula la microcirculación. La evidencia fiable al respecto es muy reducida y no podemos considerarlos un tratamiento efectivo para la piel de naranja.

Otros tratamientos

Un artículo publicado en 2015 en la American Journal of Clinical Dermatology, tras revisar todos los estudios previos en relación con diferentes tratamientos disponibles hasta ese momento para la celulitis, llegó a la conclusión de que ninguna técnica tenía evidencia de efectividad suficiente. Esto incluía las cremas, la carboxiterapia, el láser, la liposucción, las ondas de choque y la radiofrecuencia entre otros.

Esto no quiere decir que no hagan nada de nada, sino que los estudios no son suficientemente extensos o rigurosos como para poder asegurar su efectividad con una certeza absoluta. En general sí parece claro que aquellos tratamientos orientados a romper los septos fibrosos que son los más efectivos, frente a los que buscan sencillamente reducir el volumen de la grasa.

Más recientemente han surgido nuevas técnicas. Quizá de todas las disponibles en la actualidad la que más evidencia y mejores resultados ha mostrado sea la la subcisión acompañada de vacío (Cellfina®) que viene mostrando resultados prometedores. Parece también, que el efecto de realizar esa misma subcisión, pero sin vacío, hace los efectos menos duraderos.

No obstante, es importante reseñar que no existe ningún método de medición objetivo para valorar la mejoría o el empeoramiento de la celulitis. Esto se mide mediante una escala llamada photonumeric cellulite severity scale en la cual se evalúan la irregularidad de la superficie de la piel o la profundidad de los hoyuelos, entre otros. Esta escala no está validada científicamente.

En conclusión…

Las cremas no son efectivas para prevenir ni tratar la celulitis. Lo tratamiento que mejor pueden funcionar son aquellos orientados a romper los tractos fibrosos que la ocasionan.

¿Te preocupa tu celulitis? ¿Has utilizado algún tratamiento?

Deja un comentario