Página principal Consejos ¿Hay que temer a los parabenos?

¿Hay que temer a los parabenos?

por Dra. Lorea Bagazgoitia

Recientemente, hablando con unas amigas me preguntaron sobre los parabenos: ¿son tan malos como dicen? ¿debemos evitarlos a toda costa? ¿qué nos puede ocurrir si usamos cremas con parabenos? Pues bien, diré que en el momento de la pregunta tenía poca idea de los riesgos (o no riesgos) reales de estos químicos. Ello me llevó a estudiarme el tema en profundidad, y aquí os cuento las conclusiones…

¿Qué son los parabenos?

cosméticosLos parabenos son sustancias químicas derivadas del ácido parahidroxibenzoico utilizadas como conservantes en diversos productos cosméticos como cremas, geles, espumas de afeitado, pastas de dientes, champús, etc. Los parabenos evitan que allí donde se encuentran crezcan bacterias u hongos que puedan echar a perder el producto en cuestión.

Los tres parabenos más usados son el metilparabeno, el butilparabeno y el propilparabeno. Los dos últimos son los que mayor actividad estrogénica tienen (hablaremos de esto más adelante).

¿Qué riesgos se les han atribuído?

  • RIESGOS PARA LA PIEL

En general, muchas sustancias químicas de diferentes características y usos pueden provocarnos dermatitis alérgicas de contacto (lo que comunmente llamamos “alergia en la piel”).

Los parabenos no constituyen una causa frecuente de dermatitis alérgica de contacto

Cuando alguien presenta una “alergia” a una crema o producto cosmético, es frecuente que sea debido a alguno de sus conservantes. Además de los parabenos, existen otros tipos de químicos utilizados como conservantes que tienen una probabilidad considerablemente mayor de causarnos alergia. Solo un 3% de las personas con dermatitis alérgica de contacto están sensibilizados a parabenos, y son de hecho el grupo de conservantes con menor tasa de sensibilización después de , después de la ciclometicona.

Por tanto, no parece razonable evitar los cosméticos con parabenos por este motivo, ya que casi cualquier otro conservante (teniendo en cuenta que son necesarios) tendría más probabilidades de causarnos una dermatitis alérgica de contacto.

  • PARABENOS Y CÁNCER DE MAMA

PARABENOSSe ha demostrado que los parabenos al ser aplicados sobre la piel o ingeridos con los alimentos, pueden llegar a la sangre y así, a diferentes partes de nuestro cuerpo, si bien esto ocurre en concentraciones mínimas.

Los parabenos, especialmente el butilparabeno y propilparaben,  tienen “actividad estrogénica“. Esto quiere decir que son capaces de imitar la acción de los estrógenos (hormonas femeninas) en el cuerpo. Este efecto, que está demostrado, ocurriría a concentraciones 25000 veces mayores que las presentes en los cosméticos.

Existen algunos cánceres de mama que son “estrógeno dependientes”, cuyo crecimiento depende de la actividad de estas hormonas, como su nombre bien dice. La polémica sobre el uso de parabenos surgió cuando en un artículo de 2004 se publicó que en muestras de tejido de cáncer de mama se se habían encontrado restos de parabenos. Se ha demostrad in vitro que los parabenos tienen capacidad de estimular las células de cáncer de mama de forma similar a los estrógenos. Todo esto dio pie a la hipótesis de que su absorción a través de la piel o ingiriéndolos con los alimentos podría favorecer el desarrollo de determinados cánceres de mama estrógeno-dependientes. De todos modos, se considera a día de hoy que no hay suficientes estudios para demostrar un efecto causal claro en humanos.

  • PARABENOS E INFERTILIDAD

La polémica también surgió cuando se observó que espermatozoides expuestos a altas dosis de parabenos perdían su capacidad reproductiva. Pero en estudios posteriores en ratas y en hombres con problemas de infertilidad no se podido demostrar que esto es así.

¿Es seguro utilizar cosméticos con parabenos?

Para que los cosméticos se mantengan sin contaminación microbiológica son necesarios los conservantes. La utilización de conservantes distintos permite a los fabricantes minimizar las cantidades de parabenos.

Los conservantes son necesarios para el mantenimiento de los cosméticos

En la literatura científica existen montones de artículos científicos realizados in vitro e in vivo en ratones donde se demuestra cierto grado de absorción de parabenos a la sangre. Algunos trabajos apuntan a que para cuando los parabenos se absorben en la piel ya están inactivos (mientras atraviesan la piel se transformarían en ácido p-hidroxibenzoico, que carece de la actividad estrogénica mencionada), pero estos trabajos se han hecho solo en ratones y no hay suficiente evidencia en humanos. En cualquier caso, la concentración de parabenos en cosméticos es muy inferior a la necesaria para observar cierta actividad estrogénica (y su supuesto efecto de estimulación de cáncer de mama).

En el año 2009 la Unión Europea estableció una regulación al respecto, donde marca unas concentraciones máximas de seguridad en los cosméticos, correspondiente a un máximo de 0,4% si es solo un tipo de parabeno y un total del 0,8% si se mezclan varios. Esto fue revisado en 2010 por el Comité Científico de los Productos de Consumo (CCPC- SCCS) debido a que el gobierno danés, unilateralmente, prohibió el uso de butilparabeno y propilparabeno en niños pequeños. En la revisión de 2010 se confirmó la seguridad de algunos parabenos (metilparabeno, etilparabeno), pero identifica un grupo sobre el cual no existen suficientes estudios (isopropilparabeno, el isobutilparabeno, el fenilparabeno, el bencilparabeno y el pentilparabeno), por lo que en 2014, la UE prohibió el uso de estos en concreto debido a la falta de estudios contundentes respecto a su seguridad (siguiendo permitido el uso de otros tipos de parabenos y sus sales).  Respecto al butilparabeno y el propilparabeno, prohibidos ya en Dinamarca en niños, Francia realizó una nueva impugnación al CCPC, lo cual podría acarrear algún cambio en la regulación de estos dos compuestos en el futuro. En contraste, en Estados Unidos la FDA (Food and Drug Administration), el organismo que regula la seguridad de los fármacos, trasmite tranquilidad respecto al uso de parabenos en cosméticos.

En cualquier caso, en la práctica, los cosméticos suelen contener entre 0,01% y 0,3% de parabenos; es decir, bastante menos de lo que marcan las recomendaciones.

En términos generales, a día de hoy los cosméticos con parabenos pueden usarse con tranquilidad ya que cumplen la normativa europea

Los parabenos llevan usándose más de medio siglo, y, a pesar de que hay cierta evidencia sobre su influencia en la infertilidad y el cáncer de mama, la regulación vigente hace que la utilización de los productos que los contienen sea segura. A día de hoy, por tanto no es preciso hacer ninguna vigilancia específica ni recomendaciones de evitar cosméticos con parabenos, siempre y cuando estos cumplan la normativa europea.

También te puede interesar

Deja un comentario