Página principal Cirugía dermatológica Biopsia de la piel: ¿en qué consiste?

Biopsia de la piel: ¿en qué consiste?

por Dra. Lorea Bagazgoitia
biopsia piel

Si has estado en el dermatólogo recientemente y te ha recomendado una biopsia de la piel, puede que te inquiete en qué consiste esto exactamente. Intentaré describirlo en este artículo.

¿Qué es una biopsia cutánea?

Una biopsia consiste en tomar un trocito de piel con el fin de que pueda ser estudiado por los patólogos. Ellos estudian esta piel al microscopio y extraen de ahí más información de que la que nosotros podemos obtener a simple vista, con la exploración clínica.

Una biopsia consiste en extraer un trozo pequeño de piel para analizarlo al microscopio

El informe del patólogo nos sacará de dudas en muchos casos, y  en otros nos aportará información complementaria a la que los dermatólogo obtenemos en la consulta, de tal manera que uniendo ambas fuentes sea más fácil llegar a un diagnóstico preciso.

¿Cuándo se hace una biopsia cutánea?

Muchas enfermedades de la piel pueden diagnosticarse a simple vista (psoriasis, acné, dermatitis, rosácea, …) pero hay ocasiones que podemos no tener claro ante qué nos encontramos. Lo mismo puede ocurrir con algunos lunares o bultos en la piel. La biopsia la indicamos en estos casos en que la información de la anatomía patológica puede sernos clave.

¿Cómo se realiza una biopsia de la piel?

La biopsia cutánea es un procedimiento sencillo que se hace en muchos casos en la misma consulta. A continuación puedes ver los pasos de la misma:

  1. Para realizar una biopsia de la piel anestesiamos la zona que queremos estudiar para que el procedimiento no sea doloroso. Esto se hace mediante una pequeña inyección en la zona, generalmente con una fina aguja que genera un ligera molestia al pinchar. Se introduce una pequeña cantidad de anestesia mediante esta inyección, que puede causar, ardor, escozor o leve dolor. Esto dura apenas unos segundos, pues la anestesia empieza a actuar relativamente rápido y esa zona de piel quedará sin sensibilidad. biopsia piel
  2. Una vez anestesiada la piel, tomamos el trocito de piel. Esto suele hacerse con un instrumento llamado “punch“, que nos permite extraer un cilindro perfecto de piel de entre 3-6 mm, según el caso. En ocasiones se toma el trozo de piel sencillamente cortándolo con un bisturí. biopsia
  3. La herida habitualmente se cierra mediante uno o varios puntos de sutura. En ocasiones, si el tamaño de la biopsia es pequeño, pueden no necesitarse puntos. biopsia piel

¿Qué precauciones hay que tomar después de la biopsia?

En los días siguientes, deberás tener cuidado con la herida, sin realizar movimientos bruscos para evitar que no se abra. La herida puede mojarse, puedes ducharte normalmente, y es posible que tu dermatólogo te recomiende que aplique algún antiséptico o antibiótico en la zona.ejercicio

Los puntos habitualmente son retirados entre 5 y 15 días después de la biopsia. El plazo exacto te lo indicará tu dermatólogo, ya que depende de la zona del cuerpo donde se haya realizado y tu caso concreto.

¿Qué complicaciones puede tener una biopsia de la piel?

Las complicaciones de una biopsia cutánea son muy raras. En cualquier caso, antes de la misma es importante que el dermatólogo conozca si tienes algún tipo de alergia y los medicamentos que tomas.

Como toda herida, la originada por una biopsia cutánea, tiene posibilidades de infectarse. Normalmente esto no ocurre si seguimos las indicaciones y curas posteriores de forma adecuada.

La infección o el sangrado, aunque raras, son las complicaciones más frecuentes tras una biopsia cutánea

Igualmente, como toda herida, la zona tiene riesgo (¡muy bajo!) de sangrar en las horas siguientes al procedimiento. Normalmente, si esto ocurriera, el sangrado cede simplemente con comprimir sobre la zona ininterrumpidamente durante 15 minutos.

En raras ocasiones, los puntos podrían abrirse durante los días siguientes a la biopsia, lo cual suele ir ligado a algún esfuerzo excesivo o estiramiento de la piel donde se ha realizado la biopsia.

En resumen…

Una biopsia de la piel es una técnica sencilla, rápida y con escasos riesgos, que en ocasiones nos es de tremenda utilidad a los dermatólogos para llegar al diagnósitico y poder pautar un tratamiento adecuado.

Agradezco a mi compañero y amigo Sergio VAñó las fotos para este artículo sin las cuales no habría podido ilustrar el proceso de biopsia con claridad. 

 

También te puede interesar

2 Comentarios

Cruz Espinoza 18 agosto, 2017 - 05:24

Buenas noches Dra. Lorea.
Gusto en saludarla nuevamente. Estoy claro que la tecnología a nivel mundial sigue y seguirá por algún tiempo usando la biopsia como método para realizar algunos análisis específicos. Sin embargo, en caso de que el objetivo fuese estudiar un tumor, por ejemplo, existe algún riesgo de contaminar otras partes del cuerpo debido a la herida que se causa durante la toma de muestra?
Saludos.
Cruz Espinoza

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 18 agosto, 2017 - 10:03

Hola Cruz:
no existe el riesgo que usted menciona. La herida cicatriza y no influye en otras partes del cuerpo.
Un saludo,
L.

Responder

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar