Página principal Atlas de Dermatología Herpes zóster: el virus de la varicela años después

Herpes zóster: el virus de la varicela años después

por Dra. Lorea Bagazgoitia

Seguro que tienes algún amigo o familiar que haya pasado un herpes zóster, también conocido como “la culebrilla“. En este artículo te explicaré sus características y a qué se debe entre otras cosas.

¿Qué es un herpes zóster?

Se trata de una erupción en la piel en forma de pequeñas vesículas con líquido agrupadas que suelen aparecer sobre piel más roja de lo normal. Habitualmente estas pompitas se ubican sobre una zona de nuestra piel,con aspecto alargado que técnicamente llamamos “dermatomos“. Estos corresponden territorios de la piel de nuestro cuerpo pertenecientes a un mismo nervio. Lo normal es que un herpes zóster afecte a un dermatomo únicamente y por eso su aspecto es muy característico, en forma de “culebrilla”. Ocasionalmente puede extenderse en 2 ó 3 dermatomos o incluso aparecer granitos salpicados alrededor de la “culebrilla”.

dermatomo

Las vesículas se van convirtiendo en costras negras con el paso de los días, cobrando un aspecto bastante feo. En  el plazo de algunas semanas estas costras se desprenden, desaparecen y la piel vuelve a quedarse normal.

Aquí puedes ver fotos de herpes zóster

En 3 de cada 4 casos, la aparición de los granitos se acompañe de dolor en la zona del dermatomo, que suele ser tipo ardor, pinchazo o simplemente una sensación de mucha sensibilidad en la zona.   Estos síntomas puede aparecer días antes de los granitos (o hasta semanas) y durar hasta un mes después de que los granitos desaparezcan.

El dolor del herpes zóster puede empezar antes y durar un tiempo después de la curación de la piel. 

¿Por qué aparece un herpes zóster?

Está causado por el virus varicela-zóster, el mismo que causa la varicela. Como hemos comentado en alguna ocasión, los virus no sabemos eliminarlos, por lo que tras curarse una varicela, el virus se queda “acantonado” en nuestro cuerpo, sin dar ningún tipo de molestia ni problema durante años.

Se produce por una reactivación del virus varicella-zóster

Es posible que con el paso del tiempo este virus se reactive en forma de herpes zóster. Es más frecuente en personas mayores, pero también puede ocurrir en personas más jóvenes con enfermedades crónicas, en situaciones de estrés, o las defensas bajas.

¿Qué complicaciones puede tener un herpes zóster?

Lo más normal es que un herpes zóster se cure sin dejar secuelas. La complicación más frecuente (en casi 8 de cada 100 casos) es la duración del dolor en la zona más allá del mes, que puede resultar muy molesto y alargarse en el tiempo. Esto se llama neuralgia postherpética. En otras ocasiones, la piel donde aparecen los granitos puede sobreinfectarse con bacterias, lo cual tiene fácil tratamiento. 

Aunque infrecuente, la complicación más habitual es la neuralgia postherpética

Si afecta a la zona periocular, pueden ocurrir complicaciones en los ojos que deben ser valoradas por un oftalmólogo.  Si está en la oreja, también podría causar complicaciones que deben ser valoradas por un otorrinolaringólogo. Las complicaciones neurológicas son raras.

Las complicaciones son más frecuentes en personas mayores

En general, las complicaciones son más frecuentes, cuanto mayor sea la persona que lo sufre y en personas inmunodeprimidas (como personas VIH+ o trasplantados)

¿Cómo se trata un herpes zóster?

No es obligatorio tratar el herpes zóster. Él solo desaparece al cabo de unos días, pero dado que los fármacos para tratarlo son bastante seguros habitualmente realizamos un tratamiento con pastillas de antivirales (por ejemplo aciclovir, valaciclovir u otros) que dura una semana. Además, suele utilizarse medicamentos para el dolor como el paracetamol, el metamizol o los antiinflamatorios.

El tratamiento reduce la duración de los granitos y el dolor

El tratamiento consigue disminuir la duración de las lesiones de la piel, disminuir el dolor y evitar el contagio. Además se cree que reduce el riesgo de neuralgia postherpética. Por esto es especialmente importante en personas mayores e inmunodeprimidos. Lo mejor es empezarlo dentro de los 3 primeros días.

¿Es contagioso un herpes zóster?

Existe cierta probabilidad de que se pueda contagiar a través de las propias lesiones, en contacto piel con piel, sobre todo cuando son vesículas y estas se rompen.  La contagiosidad disminuye una vez iniciado el tratamiento. Aunque se trate del virus de la varicela, la cual sí se transmite por vía aerea, no es el caso si estamos ante un herpes zóster.

 

También te puede interesar

5 Comentarios

Valentin 8 noviembre, 2017 - 13:28

Muchas gracias!. Muy sencillo de entender y muy tranquilizador.

Responder
Pepe 6 junio, 2020 - 13:37

Según me dijo mi médico de atención primaria,y es verdad , al menos en mi caso, las molestias duran durante toda la vida

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 12 junio, 2020 - 18:42

No en todos lo casos….

Responder
Eva 2 julio, 2020 - 13:23

Muy interesante el artículo. Sufri un herpes-Zoster en la barriga y espalda en abril y aunque la mayor parte ya ni se nota, se me ha quedado la marca de una de las ampollas muy oscura. ¿Hay alguna forma de eliminar o reducir la mancha?

Responder
Dra. Lorea Bagazgoitia 8 julio, 2020 - 16:49

Hola Eva:
Suele ser cuestión de tiempo…

Responder

Responder a Pepe Cancela la respuesta

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar