Doctora Lorea Bagazgoitia Dermatología


Los brotes de dermatitis atópica suelen venir de forma improvisada, y es muy razonable buscarles alguna causa del tipo: ¿he comido algo que me siente mal?, ¿será alergia a los perros?,¿a los gatos?, ¿será algo que he tocado?... Esta preocupación aumenta cuando quien sufre de dermatitis es un niño pequeño.

La dermatitis atópica puede causar que aparezcan alergias y no a la inversa

¿POR QUÉ aparece la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica se debe a un defecto en la estructura de las capas superficiales de la piel. Como ya comenté en el artículo sobre la dermatitis atópica y la dieta, es muy raro que los alimentos causen brotes de dermatitis. De hecho, es la dermatitis la que precede a las alergias a alimentos, así como a otras enfermedades (también consideradas alérgicas o atópicas) como la rinitis o el asma. Esto se explica mediante la teoría de la marcha atópica.

¿Qué es la MARCHA ATÓPICA?

La marcha atópica describe la secuencia por la cual pueden ir apareciendo diferentes enfermedades de las consideradas "atópicas" o "alérgicas" desde la infancia hasta la edad adulta.asma

La marcha atópica describe la historia natural de las enfermedades alérgicas

La primera etapa de esta marcha es la dermatitis atópica, posteriormente pueden aparecer alergia a alimentos (en torno a los 6-12 meses), asma (niños) y rinitis (pubertad, adolescencia, adultos).Picture2

¿CÓMO se desarrolla la marcha atópica?

Hemos dicho que la dermatitis atópica en origen es un defecto en la piel. Simplificando, este defecto (caracterizado en muchos casos, aunque no en todos, porque la piel carece de una proteína llamada filagrina) hace que esta sea más vulnerable a las agresiones externas, lo cual favorece la aparición de eczemas o áreas con dermatitis que identificamos como zonas rojas y con descamación.

Las áreas de dermatitis son una puerta de entrada para los alergenos que pueden causar alergias en el futuro

De esta manera, se puede entender que las zonas con dermatitis sean zonas de fácil entrada por la que pueden acceder diferentes partículas para contactar con nuestro sistema inmune. Las sustancias a las que podemos desarrollar alergia a lo largo de la vida (alimentos, pólenes, ácaros del polvo...) reciben el nombre técnico de alergenos. En las personas (especialmente niños pequeñitos y bebés) con dermatitis, es fácil que todos estos alergenos contacten con el sistema inmune a través de la piel, lo que provoca una sensibilización de forma repetida, que con el tiempo puede llevar a una alergia. Esa alergia es la que puede provocar más adelante las intolerancias a alimentos, el asma o la rinitis.alergia dermatitis

Por el contrario, si la barrera cutánea está perfecta (como ocurre en los niños sanos, sin dermatitis) esta los protegerá del contacto con los alergenos y será más difícil que desarrollen otras enfermedades atópicas  a lo largo de su vida.

¿Se puede PREVENIR la marcha atópica?

Estudios científicos recientes han demostrado que mantener la barrera cutánea intacta, especialmente a lo largo del primer año de vida puede frenar la marcha atópica. En este sentido, es muy importante la utilización de cremas hidratantes en los bebés. Un estudio que se acaba de publicar en JAMA Pediatrics, nos dice que la vaselina puede ser la opción más económica y sencilla.

El uso diario de cremas emolientes en los bebés puede prevenir el desarrollo de alergias

En niños con dermatitis es especialmente importante controlar los brotes de la enfermedad de una forma efectiva, siguiendo unas medidas básicas de prevención, y en ocasiones mediante el uso de cremas con corticoides o inhibidores de la calcineurina. Os recuerdo que, usados bajos supervisión de un pediatra o dermatólogo, los beneficios de estos tratamientos a largo plazo para el niño superan con creces a los riesgos.

En conclusión...

Lo más habitual es que los brotes de dermatitis atópica no sean consecuencia de ninguna alergia; sino más bien a la inversa: la dermatitis atópica propicia que aparezcan otras manifestaciones alérgicas conforme el niño va creciendo.

Por esto es importante comprender que el tratamiento y control de la dermatitis atópica va más allá de eliminar los eczemas y los picores, ya que hacerlo de forma adecuada puede prevenir otras enfermedades atópicas en el futuro como las alergias alimentarias, el asma o la rinitis.

 

2 comentarios sobre “Dermatitis y otras alergias: la marcha atópica”

  • Meri Marti

    20 abril, 2017 at 12:23

    Hola doctora,

    Me gustaría saber su opinión a esta afirmación de un colega suyo: “ojo con los corticoides, porque su uso puede resolver el ezcema y luego desembocar en asma”. Justo lo contrario de lo que afirma usted en este post. ¿Algún ensayo clínico o estudio o modelo donde podamos apoyarnos para racionalizar esta cuestión?

    Gracias

    • Dra. Lorea Bagazgoitia

      21 abril, 2017 at 13:31

      Hola Meri:
      la evolución de las enfermedades alérgicas en forma de “marcha atópica” (de la cual la primera etapa es la dermatitis) está ampliamente reconocida. En este sentido, se sabe que un buen control de la dermatitis en niños pequeños, puede prevenir que se desencadenen otros cuadros atópicos posteriormente. El buen control de la piel y la barrera cutánea va desde el uso de emolientes y vaselina hasta el uso de corticoides, que es el habitual para dermatitis atópica.
      Hasta ahora, no había oído que el uso de corticoides tópicos pueda desencadenar un asma. Dudo que haya evidencia científica al respecto. Sin embargo, sí que la hay para apoyar un buen control de la barrera cutánea en prevención de futuros cuadros atópicos.
      Un saludo,
      L.

Deja tu comentario (en este espacio no se atenderán consultas personales)

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.