Doctora Lorea Bagazgoitia Dermatología


La dermatitis atópica es una enfermedad típica de la infancia. Afortunadamente, en muchos casos mejora conforme los niños van haciéndose mayores; pero, como muchos papás sabréis, puede resultar -cuanto menos- una condición incómoda que interfiere bastante en el día a día de los niños, afectándoles al sueño o la concentración.

A día de hoy existen algunos datos sobre medidas que pueden disminuir el riesgo de dermatitis atópica

Existen tratamientos y medidas que ayudan a llevarla lo mejor posible, pero sería ideal poder prevenirla y evitar todos aquellos desencadenantes que la empeoran. Se está investigando bastante en los últimos años y aunque no esté todo clarísimo, sí existen algunos datos que creo que pueden ser interesantes, sobre todo en niños recién nacidos. Os los resumo a continuación.

1. FACTORES QUE PUEDEN PREVENIR LA DERMATITIS ATÓPICA

• CREMAS HIDRATANTES

Se sabe que la dermatitis atópica está causada por un defecto en la estructura de la piel. Los emolientes o cremas hidratantes, ayudan a reponer lo que llamamos manto lipídico, que es la capa superficial que protege nuestra piel de posibles agresiones.

Aplicar crema hidratante diariamente a los recién nacidos reduce el riesgo de dermatitis atópica

En el último año, dos artículos científicos han demostrado que aplicar crema hidratante diariamente a los bebés durante los primeros 6-8 meses de vida reduce el riesgo de que desarrollen dermatitis atópica.

• PROBIÓTICOS

lactobacillusLos probióticos son bacterias que son beneficiosas para nuestro organismo, si se "instalan" en nuestro intestino, por ejemplo. En el caso de la dermatitis atópica, se ha visto que  especialmente las del género lactobacillus, ayudan a prevenir el desarrollo de la enfermedad, reduciendo el riesgo en un 20%. En cualquier caso, no está claro si estos deben tomarse durante el embarazo de la madre, durante los primeros meses de vida del niño o ambos.

• PREBIÓTICOS

Los prebióticos (sustancias que nosotros no digerimos pero que favorecen a ciertas bacterias -benficiosas- que tenemos en nuestro intestino) previenen la dermatitis atópica en niños lactantes.

• LACTANCIA MATERNA

lactancia materna

En niños con un alto riesgo de presentar dermatitis atópica, la lactancia materna durante los primeros 4 meses de vida es protectora. Esto se ha demostrado solo en estos casos (niños con antecedentes familiares de alergias y atopia), ya que en niños sin riesgo significativo no se ha demostrado que la lactancia materna sea protectora.

• CONVIVENCIA CON PERROS

La convivencia con perros durante la infancia puede reducir el riesgo de dermatitis atópica un 30%.

La lactancia materna (en algunos casos), los probióticos, prebióticos y la convivencia con perros pueden disminuir el riesgo de padecer dermatitis atópica

2. FACTORES QUE AUMENTAN EL RIESGO DE DERMATITIS ATÓPICA

• ANTIBIÓTICOS

El uso de antibióticos durante el primer año de vida se asocia con un mayor riesgo de dermatitis atópica  cuando el niño vaya creciendo. Esta probabilidad aumenta cuanto más amplio espectro tenga el antibiótico en cuestión (o sea, "más potente" sea). Esto no implica que los niños pequeñitos no se les deba dar antibióticos, sino que es otro motivo más (entre muchos) para no recetar antibióticos de forma indiscriminada.

Los antibióticos durante el primer año de vida aumentan las probabilidades de padecer dermatitis atópica.

En contraposición a esto, hay autores que defienden que utilizar antibióticos orales en personas con dermatitis atópica ayudan a eliminar las bacterias de la piel y así mejoran la dermatitis. Aunque se han realizado algunos trabajos en relación con esto aún no hay evidencia suficiente para recomendarlos en todos los casos, porque no se sabe seguro si mejoran la enfermedad.

3. FACTORES QUE NO INFLUYEN EN LA DERMATITIS ATÓPICA

• PARTO POR CESÁREA

embarazadaTampoco se a encontrado evidencia de que haber nacido mediante cesárea aumente el riesgo de padecer dermatitis atópica, como se ha propuesto en alguna ocasión.

• LACTANCIA MATERNA

Como ya he comentado en el apartado superior la lactancia materna exclusiva no protege a bebés con un riesgo normal frente a la dermatitis atópica.

• ANTIHISTAMÍNICOS

Aunque muchos médicos los prescriben, los fármacos anti-H1 (antihistamínicos) administrados solos no son efectivos para mejorar la dermatitis atópica. En ocasiones pueden utilizarse para aliviar (muy discretamente) el picor de la piel ya que son ligeramente sedantes; pero en cualquier caso siempre deben usarse como complemento a otro tratamiento más efectivo, que realmente mejore la dermatitis atópica (habitualmente, cremas de corticoides).

El parto por cesárea, la lactancia materna, los antihistamínicos, los complementos con vitaminas, la homeopatía y la medicina tradicional china, no han demostrado ningún efecto preventivo en la dermatitis atópica. 

• SUPLEMENTOS NUTRICIONALES

VITAMINASNo se ha demostrado hasta hoy que estos complementos que frecuentemente se venden en las farmacias aporten ningún beneficio a la dermatitis atópica (sulfato de zinc o selenio, vitamina D, vitamina E, vitamina B6,aceita de girasol, aceita de hígado de bacalao,...) . Lo mismo ocurre con el aceite de borraja, al que tradicionalmente se le han atribuido propiedades curativas.

• TERAPIAS ALTERNATIVAS

A día de hoy, a pesar de existir algunos estudios, no hay ninguno con suficiente peso como para demostrar la efectividad de terapias como la homeopatía o la medicina tradicional china.

 

Deja tu comentario (en este espacio no se atenderán consultas personales)

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.